En esta ocasión te comparto una manera muy eficaz y simple de convertirse inmediatamente en una persona agradable.

Digamos que usted está encontrando a un par de personas que no conocía. Entra en una habitación. Usted está a la defensiva o inseguro. Ellos, están a la defensiva. Incluso pueden que tal vez ya les desagradas.

Aquel que se esfuerza por agradar a otros será el beneficiado.

Lo que debes hacer es lograr que sinceramente te agraden de antemano. Esto se logra buscando las cualidades agradables en ellos. ¿Son brillantes y competentes? ¿Atractivos y encantadores? ¿De confianza? ¿Interesantes? ¿Usan calcetines a la moda? No importa cuál sea la o las características.

Una vez que te gusten algunas de sus características, hablarás con una voz más suave y agradable. Tus ojos sonreirán. Relájate y haz un comentario agradable y sincero acerca de una de sus características positivas. Notarás que de repente, las personas gravitarán hacia ti y en ellos se dibujará una sonrisa de aceptación. Seguramente la próxima vez que te encuentres con ellos, sonreirán con sinceridad y estarán felices de verte.

Este método funciona sin falla y se puede utilizar en todas partes; En negociaciones difíciles, en entornos legales donde el otro lado te desprecia, en los negocios, cuando necesitas adquirir aliados, empleados o clientes. Y en la vida personal y para hacer nuevos amigos, o seguidores.

En esta ocasión te comparto una manera muy eficaz y simple de convertirse inmediatamente en una persona agradable. Digamos que usted está encontrando a un par de personas que no conocía. Entra en una habitación. Usted está a la defensiva o inseguro. Ellos, están a la defensiva. Incluso pueden que tal vez ya les desagradas.
Aquel que se esfuerza por agradar a otros será el beneficiado.
Lo que debes hacer es lograr que sinceramente te agraden de antemano. Esto se logra buscando las cualidades agradables en ellos. ¿Son brillantes y competentes? ¿Atractivos y encantadores? ¿De confianza? ¿Interesantes? ¿Usan calcetines a la moda? No importa cuál sea la o las características. Una vez que te gusten algunas de sus características, hablarás con una voz más suave y agradable. Tus ojos sonreirán. Relájate y haz un comentario agradable y sincero acerca de una de sus características positivas. Notarás que de repente, las personas gravitarán hacia ti y en ellos se dibujará una sonrisa de aceptación. Seguramente la próxima vez que te encuentres con ellos, sonreirán con sinceridad y estarán felices de verte. Este método funciona sin falla y se puede utilizar en todas partes; En negociaciones difíciles, en entornos legales donde el otro lado te desprecia, en los negocios, cuando necesitas adquirir aliados, empleados o clientes. Y en la vida personal y para hacer nuevos amigos, o seguidores.