Personalidad resiliente

como no ser víctima

Todos enfrentamos dificultades en la vida, atravesamos por crisis y situaciones que parecen infranqueables. De hecho en algunas de estas ocasiones llegamos a creer que no lograremos superarlo. Si bien es cierto que las situaciones parecen insoportables también lo es que nosotros podemos ir desarrollando una personalidad con la capacidad de resistir las embestidas de la vida.

La personalidad resistente se caracteriza por tres factores: el control, el reto y el compromiso.

Estas características se adquieren a medida que se obtiene experiencia, y como resultado del conjunto de pensamientos, habilidades, cualidades, éxitos y por supuesto también de los aprendizajes de la persona.

Cada situación que nos confronta y genera conflicto, tiene su propio aprendizaje. Debemos saber extraerlo, para hacer con ello algo diferente. Y no siempre, ni todos lo hacemos. Hacerlo implica estar dispuestos a reconocer y asumir nuestra parte de responsabilidad en los hechos, como único modo de cambiar y mejorar.

La resistencia es el resultado del esfuerzo, quien ha desarrollado una personalidad resistente no trata de cambiar los fenómenos externos, sino lo que sucede dentro. Y esto le ubica en su zona de responsabilidad con fuerza para nuevas acciones.  Y esta es la auténtica fuerza, que no emana de la capacidad física, sino de una voluntad férrea e indomable.

Las personas que han adquirido esta fuerza interior no saben rendirse, ni dejan pasar oportunidades; se caen y se levantan las veces que haga falta. Son capaces de mantener la fuerza, la resistencia y salen adelante ante circunstancias de gran dificultad en la vida.

Características de una personalidad resistente

1- Capacidad de control.

Las personas con este perfil saben perfectamente que no pueden controlar las circunstancias a las que se van a enfrentar, saben que la vida está regida por la incertidumbre; sin embargo, prevalece la no rendición, encarar lo que venga con valentía…

Y para ello deberán controlar sus emociones para que estas no los hundan en el camino.

2- Tienen confianza en sí mismos.

Las personas que demuestran coraje para vencer sus miedo son las que conseguirán las metas que se propongan en sus vidas; no habrá nada que no puedan enfrentar…

3- Afrontar los retos venciendo el miedo.

Para una personalidad resistente, los retos no son amenazas, ni obstáculos que se han presentado en nuestro camino; los retos los ven como oportunidades de crecer, desarrollarse, aprender incluso probarse a sí mismos para ver si son capaces de afrontarlos y superarlos.

4- Compromiso

El compromiso con ellos mismos y con los demás es vital, debido a que poseen estas capacidades, creen que deben actuar con altruismo, para que se beneficien los demás de su personalidad. Así pues, un rasgo que los define es su compromiso social auténtico, su sentido de comunidad o de corporación.

“El abandono produce futuro auto abandono”

Ben Sánchez

VER EL VIDEO EN YOUTUBE