“Yo Puedo porque CREO, yo puedo porque QUIERO, yo puedo porque NO ESTOY SOLO… Dios está conmigo” Benjamín Sánchez

Todos, sin excepción alguna soñamos con el éxito, (cualquiera que nuestra definición de éxito sea). La realidad es que llegar allí puede ser una tarea para toda la vida y aún muchos casos se nos escapa de las manos.

La verdad es que está a alcance de todos (especialmente si tenemos una definición correcta de este) pero es importante que tengamos en cuenta estos importantes ingredientes.

Intentar lograr el éxito sin estos, es imposible. Podemos intentar una y mil cosas, pero solo lo lograremos si CREEMOS que podemos. Este es un factor sumamente importante ya que es indispensable CREER está a nuestro alcance, que es para nosotros y que podemos llegar a él. Creer que tenemos o podemos adquirir los recursos necesarios, ya sean estos pensamientos, hábitos, conocimientos, etc. QUERER es el segundo ingrediente necesario ya que nos permite encontrar en nosotros la motivación y el empuje  que nos permitan vencer el desánimo, y las dificultades. Nos permitan hacer oído sordo a las quejas, malos consejos o palabras desalentadoras de quienes aun no creen en nosotros.

Por otro lado, es indispensable tener la certeza de que no estamos solos, desarrollar nuestra fe en nosotros mismos, en nuestras habilidades ya adquiridas o por adquirir. Pero aún más importante es sentir la seguridad de que Dios siempre nos acompaña y no nos deja solos ni en el momento de mayor dificultad. Esta certeza nos permite cruzar el fuego, caminar sobre el agua y volar, elevándonos sobre las circunstancias difíciles.

Será entonces esta fe, la que nos mantenga firmes, constantes y seguros de que llegaremos.

 

"Yo Puedo porque CREO, yo puedo porque QUIERO, yo puedo porque NO ESTOY SOLO... Dios está conmigo" Benjamín Sánchez

Todos, sin excepción alguna soñamos con el éxito, (cualquiera que nuestra definición de éxito sea). La realidad es que llegar allí puede ser una tarea para toda la vida y aún muchos casos se nos escapa de las manos. La verdad es que está a alcance de todos (especialmente si tenemos una definición correcta de este) pero es importante que tengamos en cuenta estos importantes ingredientes. Intentar lograr el éxito sin estos, es imposible. Podemos intentar una y mil cosas, pero solo lo lograremos si CREEMOS que podemos. Este es un factor sumamente importante ya que es indispensable CREER está a nuestro alcance, que es para nosotros y que podemos llegar a él. Creer que tenemos o podemos adquirir los recursos necesarios, ya sean estos pensamientos, hábitos, conocimientos, etc. QUERER es el segundo ingrediente necesario ya que nos permite encontrar en nosotros la motivación y el empuje  que nos permitan vencer el desánimo, y las dificultades. Nos permitan hacer oído sordo a las quejas, malos consejos o palabras desalentadoras de quienes aun no creen en nosotros. Por otro lado, es indispensable tener la certeza de que no estamos solos, desarrollar nuestra fe en nosotros mismos, en nuestras habilidades ya adquiridas o por adquirir. Pero aún más importante es sentir la seguridad de que Dios siempre nos acompaña y no nos deja solos ni en el momento de mayor dificultad. Esta certeza nos permite cruzar el fuego, caminar sobre el agua y volar, elevándonos sobre las circunstancias difíciles. Será entonces esta fe, la que nos mantenga firmes, constantes y seguros de que llegaremos.