Los patrones Mentales

como no ser víctima

Los patrones mentales son estructuras que le facilitan a nuestro cerebro el poner en práctica ciertas tareas diarias, con el fin de ahorrarse el trabajo de procesar tareas repetitivas una y otra vez. Son comportamientos aprendidos, y que por lo tanto; independientemente de que sean buenos o malos para nosotros, pueden ser modificados.

Estos son hábitos que se instalan en nuestros cerebros, como cuando descargamos un programa en nuestra computadora personal. Pero así como pasa con las apps de nuestro teléfono, algunas rutinas quedan en nosotros aunque ya no son útiles, y otras simplemente las practicamos diariamente, aunque esto no signifique que sean beneficiosas para nosotros.

El problema es que muchos de estos patrones mentales se convierten en hábitos emocionales, como la queja, gracias a nuestras neuronas, y constituyen desde nuestras actividades más sencillas, hasta la manera en la que reaccionamos ante ciertos estímulos.

Algunos ejemplos:

De la mayoría de ellos no somos conscientes, como por ejemplo: asearnos, tomar un café, hacer ejercicios, etc.

De hecho, modificar patrones de pensamiento es una de las actividades que más desarrollamos tanto los psicólogos como los coches de vida.

Usualmente nuestro cerebro los usa para bien, peroo siempre es así. Es allí cuando debemos pedir ayuda profesional, de ser necesario. 

Ejemplo de patrones de pensamiento:

  • La queja.
  • Los pensamientos o patrones autodestructivos.
  • El sentirse insuficiente.
  • La resistencia al cambio.
  • Cualquier etiqueta mental que tengas sobre ti.
  • El vivir constantemente pensando en el pasado o en el futuro, lo que genera ansiedad.

Otros ejemplos son:

  • El aseo personal diario.
  • La costumbre de comer a ciertas horas.
  • Tus rutinas de ejercicios.
  • La creatividad.

Los patrones de pensamiento sí se pueden cambiar:

nuestros patrones mentales o rutinas de vida sí pueden cambiar gracias a la neuroplasticidad cerebral, cuya función según los investigadores en neurociencias es la de impulsar al sistema nervioso a realizar cambios en nuestras disposiciones mentales como consecuencia de acciones constantes, por lo tanto; su tejido se puede adaptar o reorganizar.

5 pasos para cambiarlos

  1. Identifica los patrones de pensamiento que quieres cambiar
  2. Haz una lista de al menos tres patrones autodestructivos que sabes que necesitas eliminar de tu vida. 
  3. Luego los enumeras, de modo que el 1 sea el más prioritario y el 3 el menos importante.
  4. Recuerda, vas a trabajar un solo hábito a la vez y no con varios pensamientos negativos, para que el estrés no te haga claudicar.

“Toma consciencia de no repetir el patrón de pensamiento que quieres modificar” 

Es normal que con el tiempo, caigas en la tentación. Para facilitarte esta tarea, te recomiendo que por cada vez que logres hacer evitar caer o que realices la actividad que quieres convertir en hábito, hagas una seña de autofelicitación, como un vitoreo, un ¡sí!, un aplauso, algo que te anime; para que tu cerebro se sienta recompensado. Esta es la gran clave para crear patrones mentales sanos.

  1. Crea una rutina

Para que tus neuronas se dispongan a crear una nueva vía de comunicación que alimente mejores patrones de pensamiento, debes hacer la actividad de manera consciente y continua.

Recuerda conectar esa acción con una emoción como la alegría, para que tu cerebro recurra a ella cada vez que practiques dicho hábito.

Repite el patrón hasta que lo hagas de manera inconsciente

Sé que es difícil, habrán momentos en los que querrás claudicar. Por eso, lo recomendable es siempre asociar la actividad con una recompensa, para que cada vez que tu cerebro reciba la notificación de realizar la tarea para tus nuevos patrones mentales, lo haga con el entusiasmo de ser premiado.

De esta forma, llegará un punto en el que lo harás de manera inconsciente, ¡y tus nuevos patrones de pensamiento estarán completamente instaurados!

En el Plenitud Total sabemos lo difícil que puede ser para alguien cambiar de hábitos, o tan siquiera, darse cuenta de que muchos de ellos son dañinos. Con nuestro curso de desarrollo personal de Plenitud Total Institute, buscamos brindarle los recursos que le permitan ser consciente de sus pensamientos negativos, trabajar su creatividad, desarrollar una mejor autoestima y lograr vivir una Vida Plena y exitosa.

"Los pensamientos se convierten emociones y las emociones se convierten en decisiones y estas en el destino"

Ben Sánchez

VER EL VIDEO EN YOUTUBE