El síndrome de Houdini 

pedir prestado

“Quien escapa de las relaciones vivirá huyendo”
Ben Sánchez

Estudia Desarrollo Personal

El síndrome de Houdini es entendido como un patrón de comportamiento con tendencia a evitar situaciones en las que hay una implicación emocional. Por ello, las personas con tendencia a la evitación muestran serias dificultades para mantener relaciones sanas y duraderas.

Hoy en día, se empezó a utilizar el nombre de Síndrome de Houdini a la tendencia a escapar de los compromisos emocionales. También llamados escapistas sentimentales, las personas con esta tendencia evitan y huyen de las situaciones emocionales que los puedan involucrar. Se trata entonces de personas que no pueden tolerar el compromiso emocional y sienten que se están involucrando, huyen inventando cualquier excusa o culpando al otro.

Etapas del Síndrome de Houdini

3. Etapa sentimental. Es en la que nace el enamoramiento, empiezan a compartir ideas de un futuro juntos, a pesar de ser repentino sienten que era el destino. Los rodea la sensación de ser afortunados de hacerse encontrado y pueden incluso hacerse de ilusiones, que en el momento se ven muy tangibles. Pero esto desaparece tan pronto como llega.

2. Etapa de dudas. Cuando una relación, o casi relación, tiene cimientos tan poco profundos e inestables, una pequeña brisa puede tambalearla. Empiezan a surgir dudas sobre la veracidad de los sentimientos que tanto se han expresado en las últimas semanas. Se ven invadidos por un sentimiento constante de incertidumbre que no los deja en paz.

1. Etapa del escape. Después de darle muchas vueltas en su cabeza, tu pareja simplemente desaparece culpándose o culpando a ti. Puede hacerlo de forma gradual, siendo indiferente; o radical, dejando de comunicarse contigo en absoluto. Tienden a no dar explicaciones ya que permiten que sus miedos se apoderen de sus acciones, por lo que se van sin más.

Los motivos por los que una persona hace esto pueden ser muchos, el Síndrome de Houdini puede aparecer si tu pareja es muy inmadura. No sabe cómo manejar sus emociones o viven bajo una idea cliché de la forma en que se debe desarrollar una relación y tiende a tener demasiadas relaciones y termina huyendo de cada una de ellas.

Aunque puedes llegar a pensar que hiciste algo malo, realmente en esta historia no hay villano solo hay enfermo o saludable. Solo una persona que nunca aprendió a ver las emociones de una forma equilibrada o realistas. Sino de tal manera que le parecen abrumadoras y siente que no será capaz de “dar el ancho”, por lo que prefiere huir.

Le hace falta pensar que las relaciones no son perfectas y que habrá situaciones incómodas, difíciles que se pueden superar.

Te recomiendo leer "Tipos de conflictos y cómo resolverlos"

¿En qué nos afecta?

Intentar vincularse remueve el lodo del desconsuelo, despertando miedos inconscientes de una potencia estremecedora. Para evitar sentir estos conflictos podemos llegar a permanecer el resto de nuestra vida sin sentir la pertenencia ni el arraigo afectivo con las parejas, las amistades, los hijos…

Hemos ocultado este extendido mal normalizándolo, profesando una especie de fobia colectiva hacia la implicación emocional. Se promueve la superficialidad y el consumismo afectivo y sexual; la libertad y la felicidad se asocian a la ausencia de compromisos. Pero por mucho que intentemos engañarnos todos al mismo tiempo, la realidad no cambia: seguimos sintiéndonos insatisfechos. El escapismo sentimental deja a su paso una estela de vacío y soledad.

Necesitamos centrar el daño, ubicar las heridas y ponernos al alcance de nuevas y positivas experiencias de relación. Darnos el permiso para vivir conscientemente el propio miedo al contacto, pone de manifiesto nuestra vulnerabilidad, pero eso mismo nos hace más auténticos, más fuertes.

VER EL VIDEO EN YOUTUBE
Dr. Ben Sánchez
Dr. Ben SánchezC.E.O. PlenitudTotal
Es Autor y conferencista internacional. Psicólogo y Dr. en Teología. Fue profesor en la prestigiada Arkansas State Univeristy y es actualmente Director de Eagles International Christian University. Fue fundador y editor del Periódico el Hispano en los estados de Arkansas, Missouri, Tenssee, Kentucky y Oklahoma.
Actualmente se dedica a dictar Diplomados de Desarrollo personal transformacional y Liderazgo de Alto rendimiento.