¿Tengo inteligencia emocional?

pedir prestado

"Conocer, regular y expresar correctamente las emociones produce una de las más grandes bendiciones" Ben Sánchez

Estudia Desarrollo Personal

Lo que NO es la inteligencia emocional

Durante muchos años, casi diríamos siglos, se ha entendido que gobernar las emociones equivalía a reprimirlas, como algo negativo. Pero reprimir es un error: las emociones sofocadas siempre buscan un lugar por donde salir a la luz. Muchos desequilibrios y sufrimientos emocionales han venido de esta forma incorrecta de considerar las emociones.

Lo que SI es la inteligencia emocional

Es la capacidad de motivarnos a nosotros mismos, de perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, de controlar los impulsos, de diferir las gratificaciones, de regular nuestros propios estados de ánimo, de evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y la capacidad de empatizar y confiar en los demás.

¿Cómo saber si tengo inteligencia emocional?

  1. Nombrar los sentimientos: detallar las sensaciones más allá de simples “estoy bien” o “estoy mal”. Eso ayudará a saber qué le ocurre a una persona, cómo se siente y aporta información valiosa para ayudarla.
  2. Observar ante todo: no solo vale escuchar. Nuestro lenguaje corporal habla y muchas veces con más claridad que nuestras palabras. Por eso, debe ser importante observar para tener de nuestra parte una herramienta útil, la consciencia emocional.
  1. Empatía: rasgo característico de las personas con inteligencia emocional. Conocer las emociones del otro y saber qué las han motivado, es decir, ponerse en el lugar del otro.
  2. Identificar lo que provoca determinados sentimientos: la inteligencia emocional comprende el saber analizar las relaciones de causa-efecto entre situaciones y sentimientos.
  3. Gestionar las emociones ante la crítica: con un ejemplo se verá más claro. Si recibimos una crítica constructiva y nos dejamos llevar por el enfado o por la frustración, debemos saber que no estamos haciendo una correcta gestión de las emociones y debemos trabajarlo más con preguntas como, ¿me puede ayudar a crecer o a mejorar?.
  1. Reconocer para aprender: otro de los rasgos que define la inteligencia emocional es el reconocimiento de los fallos, asumirlos y sobre todo, aprender de ellos.

La inteligencia emocional puede ser un factor importante a la hora de desempeñar un puesto de liderazgo, ya que trabajar con un equipo de personas conlleva conocerlas y saber qué les ocurre. 

La inteligencia emocional puede ser usada para la consecución de objetivos. Por lo que es una herramienta útil en el día a día del trabajo.

VER EL VIDEO EN YOUTUBE
Dr. Ben Sánchez
Dr. Ben SánchezC.E.O. PlenitudTotal
Es Autor y conferencista internacional. Psicólogo y Dr. en Teología. Fue profesor en la prestigiada Arkansas State Univeristy y es actualmente Director de Eagles International Christian University. Fue fundador y editor del Periódico el Hispano en los estados de Arkansas, Missouri, Tenssee, Kentucky y Oklahoma.
Actualmente se dedica a dictar Diplomados de Desarrollo personal transformacional y Liderazgo de Alto rendimiento.