Los efectos del Desarraigo

“Mantenernos arraigados o vinculados es importante para mantener un equilibrio mental”

“El desarraigo familiar pudiera ser el tiempo de desarraigo com mayores consecuencias o afectaciones emocionales”

El término desarraigo se utiliza en el ámbito de la sociología para referirse a aquellas personas que se marchan de su lugar de origen para establecerse en un nuevo lugar. Se compara a estos individuos con árboles que han sido arrancados de una tierra para ser plantados en otra.

Este es un estado vivido por aquellos que abandonan su entorno y pierden los lazos que los unen a sus propias raíces. En otras palabras, es la pérdida de referencias que le permiten a una persona encontrar su lugar dentro de un entorno.

En qué consiste el desarraigo:

El desarraigo consiste en la pérdida de los vínculos que unen al individuo con su entorno social, familiar, cultural o incluso laboral. Este fenómeno trae repercusiones a nivel emocional y social.

Algunos tipos de desarraigo son:

  • Desarraigo social: este tipo de desarraigo está relacionado con la marginalización y el aislamiento social de un individuo. Por ejemplo, algunos inmigrantes suelen experimentar este tipo de desarraigo por los vínculos sociales de familiares y amigos que han dejado atrás. Por eso, algo muy frecuente que ocurre es que los inmigrantes buscan relacionarse con otros inmigrantes de su misma nacionalidad. 
  • Desarraigo cultural: este tiene lugar cuando el individuo experimenta un gran cambio cultural que lo hace perder sus raíces culturales.
  • Desarraigo familiar: este tipo de desarraigo puede darse por diversas razones. Por ejemplo, cuando hay una ausencia de ambos progenitores debido a diversas razones: fallecimiento, viajes laborales o cuando hay una separación dentro del núcleo familiar.
  • Desarraigo laboral: el desarraigo laboral ocurre cuando un individuo deja de ejercer en su lugar de trabajo actual para ir a trabajar en otro lugar o por jubilamiento.

Consecuencias del desarraigo:

  • Desorganización familiar: hogares con una composición social poco común.
  • Familias monoparentales.
  • Altas tasas de divorcio.
  • Distanciamiento y alienación: el apoyo familiar, los lazos parentales y las relaciones de amistad suelen romperse.
  • Sentimientos de inseguridad, impotencia o apatía.
  • Sentimiento de duelo por la pérdida de las raíces del lugar de origen y del apoyo emocional del cual se gozaba en este.
  • Nostalgia exagerada.
  • En algunos casos, se puede desencadenar una dependencia alcohólica.
  • Síntomas de depresión.
VER EL VIDEO EN YOUTUBE