Algunas preguntas a hacerse antes de prestar dinero

pedir prestado

“Antes de pedir prestado a un amigo, decide cual necesitas más, el dinero o el amigo”
Anónimo

Estudia Desarrollo Personal

Muchas personas se ven obligadas o se sienten comprometidas a prestar dinero, otras lo hacen desde su propia necesidad. Los datos indican que más del 50 % de las ocasiones en las que se presta dinero casualmente a un amigo o familiar termina en algún tipo de incomodidad, desacero o enemistad.

Solamente el 52% de los familiares que prestan dinero lo pagan y solo el 31% lo pagan en tiempo y forma.

"Ni prestatario ni prestamista". Estas famosas palabras vinieron de Polonio, el principal consejero de Shakespeare para el rey Claudio en Hamlet . 

He prestado dinero a amigos y familiares y he pedido dinero prestado a familiares y amigos, y ninguna de las situaciones funcionó muy bien.

Aprendí mucho de ambas experiencias. Aprendí que nunca volveré a prestar dinero a un amigo o miembro de la familia, por las siguientes razones:

  1. ¿Estoy dispuesto a perder el dinero? Si dependes del dinero que vas a prestar para resolver alguna de tus necesidades futuras, entonces estarás poniendo en riesgo la satisfacción de esa necesidad. Se recomienda que si no es dinero extra que no necesitas o te hará falta después, no lo prestes.
  1. ¿Por qué la persona no tiene? Este es un punto importante para analizar. Quien tiene dinero ahorrado ha sacrificado algunos gustos o lujos y quienes no, usualmente compran lo que quieren y cuando necesitan no tienen y acuden a quienes sí sacrificaron sus gustos o deseos. 
  1. ¿Estoy dispuesto a arriesgar la amistad? En muchos casos, a la hora de cobrar el dinero que se prestó, las personas se hacen los desaparecidos y están dispuestos a enemistarse contigo antes que pagarte
  1. ¿Lo hago para que me aprecien o me den reconocimiento? Esta pareciera ser la razón más común por la que se presta dinero. Usualmente la persona que presta dinero está buscando aprobación, reconocimiento o incluso utilizar un préstamo como arma para ejercer influencia sobre la persona a quien se le presta.
  1. ¿Estoy dispuesto a parecer el malo? Muy común es el hecho de que una vez que nos vemos forzados a cobrar el dinero que se nos debe la persona empezará a presentarnos ante los demás como ingratos, molestosos y faltos de sensibilidad. En este caso él quedará ante los demás como víctima y tu como victimario.
  1. ¿La persona tiene ha hecho un hábito de pedir dinero prestado? Esta es una bandera roja que no debemos ignorar, ya que muchos viven haciendo un hoyo para tapar otro y han hecho de esto un hábito.
  1. ¿ Me sentiré incómodo cobrándole a la persona? Las personas que piden prestado con regularidad ya no sienten pena al hacerlo, de hecho  en ocasiones pareciera que se sienten con derecho o que estás obligado a hacerlo. Esto sucede mucho con hijos o familiares cercanos que han llegado a pensar que les debes algo y utilizan esta manera para hacerte sentir incómodo, valiéndose de esto, sabiendo que no te atreverás a cobrar y si lo haces lo harás con sufrimiento.
  2. ¿La persona que me pide en realidad lo necesita o solo hace inversiones o aprovecha ofertas con dinero ajeno? Algunas personas piden prestado para aprovechar alguna oferta y ahorrarse dinero pero no comparten contigo las ganancias. Estos te están usando, están apelando a tus necesidades o vacíos emocionales. Aún si en realidad lo necesita, como ya lo mencioné de antemano hay que ver por qué y para qué lo necesita.

Existen algunas razones válidas para prestar dinero, sin embargo estas son excepciones bastante raras. No confundas la compasión con la necesidad o vacío emocional. La regla principal para saber si prestar dinero es: “Si no lo puedes regalar, no lo prestes”

VER EL VIDEO EN YOUTUBE
Dr. Ben Sánchez
Dr. Ben SánchezC.E.O. PlenitudTotal
Es Autor y conferencista internacional. Psicólogo y Dr. en Teología. Fue profesor en la prestigiada Arkansas State Univeristy y es actualmente Director de Eagles International Christian University. Fue fundador y editor del Periódico el Hispano en los estados de Arkansas, Missouri, Tenssee, Kentucky y Oklahoma.
Actualmente se dedica a dictar Diplomados de Desarrollo personal transformacional y Liderazgo de Alto rendimiento.