La importancia de los gestos de cariño

desanimar

"Los gestos de cariño tienen el poder de cambiarlo todo cuando llegan en el momento adecuado."

Los gestos de cariño tienen el poder de cambiarlo todo cuando llegan en el momento adecuado.

No son solo gestos físicos que se traducen en, calidez y contacto, sino que son complicidad, amor, respeto y amistad. Momentos indescriptibles, mágicos y repletos de una ternura que contagia a través de la sensibilidad y de la validación emocional.

El contacto emocional nos ayuda a amarnos a nosotros mismos. Es una afirmación tan rotunda como real. Cuando los demás muestran que nos quieren estamos captando un mensaje maravilloso: somos merecedores de amor.

Saber que nos quieren es la sensación que nos mantiene en pie en los malos momentos. Como hemos dicho en multitud de ocasiones, a veces lo que nos salva es algo tan simple como un gesto de cariño.

Así, nos reafirmamos una vez más en que un poco de cariño puede llenar un corazón de felicidad. Es incomparable el sentimiento que se deriva de ser conscientes de que alguien nos tiene presentes y en cuenta, que se preocupan por nosotros y que somos tan importantes como para que “gasten” un segundo en pensar en nosotros.

Acariciarse es una de las formas más primarias de contacto humano, un gesto para demostrar cariño y afecto hacia la otra persona, que además cuenta con importantes implicaciones a nivel emocional y psicológico. ¿Quieres saber cuáles son estas últimas? 

1. Las caricias favorecen la relajación, reduciendo de forma importante el estrés y tranquilizando a tu pareja; por eso es una excelente alternativa para estrechar lazos después de un largo día de trabajo y tensión. 

2. Son también un gesto altamente placentero que bien puede representar el amor o el deseo, por eso nunca pueden faltar durante los juegos previos y los encuentros.

3. Según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte y de Pittsburg, se demostró que además de generar placer y disminuir las tensiones, las caricias reducen la presión sanguinea, beneficiando la salud cardiovascular. Un importante descubrimiento que nos da una razón más para acariciar cada día a nuestra pareja. 

4. Además, las caricias funcionan para estrechar lazos y demostrarle a tu pareja, sin la necesidad de usar palabras, el amor que sientes. Es una forma de intimidad que permite también desarrollar la complicidad en la pareja. 

VER EL VIDEO EN YOUTUBE