4 Tipos de personas que nunca llegarán al éxito

como no ser víctima

Existen 4 tipos de personas que se sentirán desilusionadas o fracasadas. Todos deseamos cumplir nuestros objetivos,  alcanzar nuestras metas y lograr el éxito - cualquiera que este sea para nosotros - sin embargo nos encontramos con que no todas las personas lo lograrán, de hecho, son más las que no lo lograrán. Hoy veremos cuáles son estas personas que solamente soñarán, otras intentarán pero no lo lograrán. La intención es evitar ser una de ellas.

  1. Los demasiado sumisos y demasiado obedientes.

La vida pertenece a los rebeldes, a los valientes, a los decididos, a los inconformes, a los que se meten en problemas.

Los grandes hombres de la historia siempre se han metido en problemas y han sido unos completos e inadaptados.

  1. Los conformistas. 

Ser insaciable, capaz de alzar la voz y aprender a ir contra la corriente. No sienten necesidad de cambiar las cosas o les parece demasiado esfuerzo.

No ven las cosas como pueden llegar a ser y se conforman con cómo son.

  1. Los mediocres

Solo hacen lo que les toca, absolutamente nada más.

Primero piden aumento de sueldo para hacer más en lugar de hacer más para que les ofrezcan el aumento de sueldo.

Aman lo seguro, cuidan la estabilidad y no se retan a salir de la zona de comodidad. No se arriesgan a perder.

  1. Los que aman lo fácil. 

Estos abundan, no se quieren comprometer, no van la milla extra. No van a buscar incomodarse.

Si deseamos cumplir nuestro propósito y tener éxito haciendolo, entonces evitemos ser cualquiera de estas personas. Cada que detectemos que cualquiera de estos pensamientos lleguen a nosotros sorprendamos a ese pensamiento con uno que lo contrarreste. Un pensamiento de valentía en lugar de uno de temor, uno de excelencia en lugar de uno de mediocridad, uno de visionario en lugar de uno de conformidad.

  • Atrevámonos a decirle No a la seguridad y salgamos a la zona de riesgo y de oportunidad.
  • Dejemos de acostumbrarnos a las cosas como son y empezamos a despertar curiosidad por cómo pudieran llegar a ser.
  • Resistamonos a la búsqueda de lo fácil y especialicémonos en lo difícil. Ahí hay poca competencia.
  • No caminemos solo mal milla que nos piden, sino caminemos la milla extra.
  • No sembremos solo para comer, sin para volver a sembrar.

Abandonemos entonces las características de los fracasados… abandonemos el pesimismo, leo orgullo, los complejos, los traumas, la deilución, la apatía, la amargura y la inseguridad.

No puedes pasar la vida, creyendo que siempre te ira mal, que nada funciona, que de nada sirve seguir, que todo es un fracaso, que no sirves para nada, que no importa nada, ni ninguna de estas cosas deben estar frecuentemente en tu mente, porque estas formas de pensamiento, marcaran pautas para determinar tus decisiones, tus acciones, tus conversaciones, tus relaciones y eventualmente tu futuro.

Todo lo contrario, dale la bienvenida al agradecimiento, a la posibilidad, a la visión y al optimismo. Dale la bienvenida a la fe, al aprendizaje, a la visión, a la seguridad y a la confianza. Entonces le darás la bienvenida al éxito.

portada-EP55-09-30-22